navidad

Recetas para Navidad: tres ideas fáciles de primeros platos que gustarán a todo el mundo

Recetas para Navidad: tres ideas fáciles de primeros platos que gustarán a todo el mundo
Los platos principales son la estrella del menú; sin embargo, hay muchas opciones para una receta deliciosa, fácil y rápida, sin tener que pasar todo el día metidos en la cocina.

Crear un menú navideño casero no solo tiene como objetivo deleitar el paladar, sino también construir momentos especiales alrededor de la mesa, compartiendo gratos momentos con amigos y familiares. En nuestra cultura, valoramos la buena comida, pero al mismo tiempo, buscamos evitar perder demasiado tiempo en la cocina, tiempo que preferimos dedicar a nuestros seres queridos.

Durante la Navidad, los platos principales destacan como el punto central del menú. Aunque son fundamentales, existen numerosas opciones para preparar recetas deliciosas, sencillas y rápidas que dejarán a los invitados completamente satisfechos.

En esta temporada festiva, los platillos con langostinos pueden añadir un toque especial y sofisticado a la celebración. Descubre cuatro recetas originales con langostinos, creadas por reconocidos chefs, algunas de las cuales incorporan un toque mexicano para añadir una dimensión única a tu mesa navideña.

1. Solomillo Wellington 

Este exquisito plato es una elección frecuente en las festividades navideñas, y aunque suene como una opción sumamente elaborada, la realidad es todo lo contrario. Este solomillo Wellington está diseñado para sorprender a todos, demostrando que su preparación es más sencilla de lo que podría parecer a primera vista.

  • 500 g de solomillo
  • 250 g de champiñones
  • Una cebolla
  • Un diente de ajo
  • Una lámina de hojaldre
  • Un huevo
  • Jamón serrano
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 40 g de mostaza
  • Pimienta
  • Sal

Podemos pedir al carnicero que elimine completamente los nervios y telillas del solomillo para dejarlo listo para dorar en la sartén.
Después de sazonar con sal y pimienta, doramos a fuego lento en una sartén con un chorrito de aceite. Una vez dorado, retiramos y dejamos enfriar.
En una sartén aparte, salteamos los champiñones en dados, la cebolla picada y el diente de ajo también picado.
Sobre una lámina de hojaldre, extendemos las láminas de jamón y añadimos la mezcla de champiñones, cebolla y ajo.
Colocamos el solomillo encima y pintamos con mostaza.
Cerramos el hojaldre enrollándolo y, usando la misma masa, cortamos tiras finas para cruzarlas y pegarlas al rulo.
Horneamos el solomillo Wellington a 190ºC (con el horno precalentado) durante unos 30 minutos, hasta que el hojaldre esté dorado. Dejamos reposar unos minutos antes de proceder al corte.

2. Salmón al limón con mostaza
Para aquellos que disfrutan de las delicias del salmón, esta receta se destaca por ser rápida de preparar y sumamente sabrosa. Es perfectamente viable utilizar salmón congelado y tenerlo listo para un toque final en el horno. Los ingredientes necesarios para llevar a cabo esta receta son los siguientes:
  • Tres limones
  • Dos dientes de ajo
  • Dos cucharadas de aceite de oliva
  • Dos cucharadas de salsa de soja
  • Una cucharada de sirope de agave
  • Una cucharada de mostaza de Dijon
Puedes descongelar el salmón el día anterior, dejándolo en la nevera. Lo distintivo de esta receta radica en la salsa, que se prepara de manera rápida.
En un cuenco, mezcla el ajo picado con el aceite, la salsa de soja, el sirope de agave (o miel como alternativa) y la mostaza de Dijon. Dado el fuerte sabor de esta mostaza, es recomendable tener precaución al agregarla para no opacar los demás sabores.
Corta el limón en rodajas y colócalas en el fondo de un recipiente para horno. Coloca los filetes de salmón sobre las rodajas de limón.Vierte la mezcla sobre el salmón usando un pincel de cocina. Refrigera la preparación, y con el tiempo, la salsa se irá espesando. Después de media hora, vuelve a pintar el salmón con la salsa acumulada en el fondo del recipiente y mantén en el refrigerador.
Precalienta el horno a 180-190 ºC.
Lleva el salmón al horno durante 20-25 minutos. A los 10 minutos de cocción, abre el horno para bañar el salmón con los jugos liberados.
Esta deliciosa receta puede acompañarse con las mismas rodajas de limón con las que se cocinó, así como con espárragos o brócoli.
3. Pollo con salsa teriyaki
Agregar un toque oriental puede ser una elección acertada para una cena de este estilo. Aunque no sea una opción convencional, su preparación es sencilla y la receta es muy bien recibida.
  • 4 pechugas de pollo
  • 200 ml. salsa de soja
  • 100 ml. de Mirin
  • 100 ml. de sake
  • Una cucharada de sirope de agave o media de azúcar
  • 10 g de harina de maíz
  • Semillas de sésamo
  • Aceite de oliva
Estos ingredientes son fácilmente accesibles en tiendas de alimentos orientales.
Corta la pechuga en dados y cúbrelos con harina. Fríelos con un ligero chorrito de aceite y reserva.
Prepara la mezcla con salsa de soja, Mirin, sake y sirope de agave o azúcar. Vierte la mezcla en la sartén con el pollo y cocina a fuego lento. Antes de servir, espolvorea semillas de sésamo sobre la preparación.
Puedes acompañar este plato con espárragos, brócoli o arroz. Una opción deliciosa y fácil de preparar con un toque oriental.

Puede que te interese

Ideas para decorar otros muebles de la casa
Cómo Cuidar y Mantener tus Mesas de Madera Maciza de Roble: Una Guía Esencial de IKULLS

Dejar un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.